Protección a personas adultas mayores del estado de Puebla

De acuerdo con los datos arrojados por la Organización Mundial de la Salud, entre 2000 y 2050 la población de las personas de la tercera edad se duplicará, es decir, este grupo pasará de 605 millones a 2 mil millones en el transcurso de medio siglo.

La Organización también señala que muchas personas de edad avanzada están en riesgo de ser maltratadas, pues en los países desarrollados entre un 4% y un 6% de las personas mayores han sufrido alguna forma de maltrato en casa.

En los centros asistenciales para las personas maduras se cometen actos abusivos, como amarrar de las manos a los pacientes y negarles una buena asistencia. El maltrato de los ancianos puede ocasionar daños físicos graves y consecuencias psíquicas de larga duración.

Muchos ancianos de edad muy avanzada pierden la capacidad de vivir independientemente porque padecen limitaciones de la movilidad, fragilidad u otros problemas físicos o mentales. Muchos necesitan alguna forma de asistencia a largo plazo, que puede consistir en cuidados domiciliarios o comunitarios y ayuda para la vida cotidiana en asilos o en hospitales.

Ahora bien, de acuerdo con los resultados de la encuesta realizada por el Inegi, en Puebla hay 115 mil 435 habitantes con 65 años o más, lo que representa el 7.3% de la población del municipio. La encuesta también revela que en el estado de Puebla hay una población de 6 millones 168 mil 883 habitantes.

Uno de los problemas que enfrentan los estados al incrementarse el número de personas mayores es el aumento de marginación y discriminación de los que esta población es víctima.

La marginación y discriminación a los ancianos ha comenzado a ganar visibilidad ya que es un problema social que afecta los derechos humanos de millones de personas mayores y merece la atención de la comunidad internacional.

Para evitar que los adultos mayores sean marginados o discriminados socialmente y se tenga por objeto anular o menoscabar sus derechos y libertades es sumamente necesario reformar la Ley de Protección a los Adultos Mayores del Estado de Puebla.

Esto para incluir la prohibición de marginar o discriminar a los adultos mayores tanto en los espacios públicos como en los espacios privados, atendiendo a que todos, sin distinción de sexo, raza o edad, tienen derecho a gozar de la ciudad y, por ende, de los espacios públicos.

Por lo anterior, presento ante el Congreso del estado de Puebla la iniciativa que adiciona el artículo 5 bis a la Ley de Protección a las Personas Adultas Mayores del Estado de Puebla, la cual dicta que ninguna persona adulta mayor podrá ser marginada o discriminada en ningún espacio público o privado por razón de su origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana.

Información del autor

Pablo Fernandez del Campo

Poblano, padre de familia, maratonista, abogado, contador público y maestro en políticas públicas.

Contáctame: