Eficiencia energética en las ciudades

El 20 de diciembre de 2013, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto que reforma y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en Materia de Energía, decreto por medio del cual se reforman los párrafos 6 y 8 del artículo 25 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Párrafos que determinan respectivamente que el sector público tiene a su cargo, de manera exclusiva, entre otras, el área estratégica de energía eléctrica, manteniendo siempre el Gobierno Federal la propiedad y el control sobre los organismos y empresas productivas del Estado que en su caso se establezcan, todo bajo criterios de equidad social, productividad y sustentabilidad.

En esa congruencia el 24 de diciembre de 2015, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la Ley de Transición Energética, que tiene por objeto, regular el aprovechamiento sustentable de la energía, así como las obligaciones en materia de Energías Limpias y de reducción de emisiones contaminantes de la Industria Eléctrica, manteniendo la competitividad de los sectores productivos.

El artículo 14 fracción XXI, del mismo dispositivo, señala que, a la Secretaria de Energía, les corresponde, entre otras atribuciones, las de brindar asesoría y apoyo técnico a las entidades federativas y municipios que lo soliciten para el diseño e implementación de proyectos, programas o reglamentaciones técnicas locales relacionadas con la eficiencia energética y las Energías Limpias.

En otro orden de ideas es de referir que nuestro país se caracteriza por contar con una población urbana creciente, derivada de la migración desde las zonas rurales a las ciudades en busca de mayores oportunidades de empleo y mejor calidad de vida.

Lo anterior, ha implicado un crecimiento de la demanda de servicios como sistemas de bombeo de agua, alumbrado público, transporte colectivo, acondicionamiento de espacios e infraestructura, los cuales concentran el consumo de energía eléctrica y de combustibles.

Por ello, ante el crecimiento de la población urbana y la generación de las zonas metropolitanas en nuestro país, se hace necesario que se implementen acciones de eficiencia energética en las ciudades, ello con el fin de mejorar el aprovechamiento sustentable de la energía.

Atendiendo a lo anterior y con el objeto de promocionar programas que tengan por objeto el ahorro de energía, la eficiencia energética y el uso de energías limpias, en nuestra entidad federativa, es por lo que el día lunes, sometí a consideración del Congreso del Estado, un punto de acuerdo, mediante el cual se invitó al Gobernador del Estado y a los Municipios de la entidad en las que se encuentren asentadas ciudades, que instruyan a sus áreas competentes para que, realicen todas y cada una de las acciones encaminadas a gestionar ante la autoridad federal, la asesoría que les permita el diseño e implementación de proyectos, programas y reglamentaciones técnicas locales relacionadas con la eficiencia energética y las energías limpias.

Para que una vez realizado el mismo, implementen acciones que tengan por objeto el ahorro de energía, la eficiencia energética y el uso de energías limpias, en; la prestación de servicios, como bombeo de agua, alumbrado público, transporte colectivo, acondicionamiento de espacios e infraestructura; así como en los edificios públicos, tales como escuelas, museos, hospitales, y oficinas gubernamentales.

Lo que contribuirá a la eficiencia energética de las ciudades, logrando un aprovechamiento sustentable de la energía, lo cual, sin dudad repercutirá en una mejorar la calidad de vida de los poblanos.

 

Información del autor

Pablo Fernandez del Campo

Poblano, padre de familia, maratonista, abogado, contador público y maestro en políticas públicas.

Contáctame: