¡A rodar se ha dicho! (La bicicleta como política pública)

El cartero, el plomero, el jardinero, algunas niñas, algunos niños, Shakira, Carlos Vives, E.T., Lance Armstrong, bikers y miles de personas en el mundo usan la bicicleta para fines recreativos, deportivos y como medio de transporte. De acuerdo con la ONU, en el mundo hay más de 1 billón de usuarios de la bicicleta.

Aún recuerdo con una gran emoción, cuando tenía 12 años y recibí una bicicleta de carreras marca Benotto. Era de color azul cromado, contaba con 10 velocidades, volante curvo, doble freno en el manubrio y en ella hacía pequeños recorridos con amigos y vecinos de San Manuel, que es la colonia donde crecí. Cuando llovía de lo que más disfrutábamos era salir a mojarnos y pasar en medio de los charcos. Recién inaugurado el Fovissste San Manuel, era uno de los lugares favoritos para maniobrarlas a toda velocidad entre sus jardineras. En esa bicicleta también podía desplazarme a varios lugares cercanos, como el Cerrito, San Baltazar Campeche, Huexotitla, La Calera y Colonia Humboldt, entre otras. Recuerdo que estos traslados eran con el consentimiento de Miguelito y Lupita, pues consideraban que era seguro, además de divertido. 40 años después, cuesta trabajo pensar que niños y niñas de 12 años puedan hacer recorridos de este tipo debido a la inseguridad y al tráfico vehicular que de forma exponencial se ha dado.

El lunes de esta semana se celebró el “Día Mundial de la Bicicleta”. Aunque tradicionalmente esta celebración se asocia con el 19 de abril, en 2018 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 3 de junio como la fecha oficial para su celebración. Asimismo, anunció la creación de un fondo para evitar muertes a causa de incidentes de tránsito. El objetivo de dedicarle un día a este medio de transporte es impulsarlo como una solución a retos mundiales que incluyen la contaminación, el cambio climático, la salud y la calidad de la educación. Por ello es tan importante que tomemos en cuenta el rol que juega este medio de transporte para generar condiciones de uso accesible, seguro, digno, rápido además de implementar las medidas necesarias para que las bicicletas puedan estar al alcance de todos los bolsillos, es decir democratizar su adquisición.

Las decisiones que toma el gobierno, deben ser en principio, de beneficio comunitario y con un gran impacto social. Es decir, su costo beneficio debe de ser tan alto, que la justificación de su implementación, debe de satisfacer, por si sola, a la mayoría de los ciudadanos. En términos de política pública, la decisión de invertir un peso en tal o cual proyecto debe pasar por un proceso de diagnóstico, análisis, implementación y evaluación que permita que esa inversión tenga una alta rentabilidad social. Cuando eso sucede el gobierno actúa de manera adecuado, cuando actúa de manera contraria, el rechazo y la crítica son las que prevalecen.

Invertir dinero público a favor de la bicicleta y su uso es de una gran rentabilidad social. De acuerdo con el Manual Integral de Movilidad Ciclista para Ciudades Mexicanas, publicado por el Instituto de Políticas para Transporte y Desarrollo (ITDP), se destacan las siguientes ideas en torno a este tema:

La bicicleta es una opción de movilidad democrática, equitativa, ecológica y saludable; responde, en gran medida, al desafío de crear ciudades con calidad de vida.

La bicicleta es el modo de transporte más rápido y eficiente para hacer viajes de hasta cinco kilómetros, con una velocidad promedio de 16.4 Km/hr, comparado con la velocidad promedio de otros modos de transporte, como la de un auto en hora pico que es de 15 Km/hr.

La bicicleta permite incrementar la posibilidad de equidad social. Inicialmente, viajar en bicicleta es gratuito, así que es el vehículo más económico; adquirir una bicicleta tiene un costo menor al 2% del precio de un automóvil semi-compacto.

El impacto de utilizar la bicicleta como estilo de vida cotidiano brinda a la población una oportunidad de vida más larga y saludable; un ciudadano que comience a utilizar la bicicleta cotidianamente puede llegar a perder hasta 5 Kg de peso corporal durante el primer año, aunque mantenga los mismos hábitos alimenticios.

Está demostrado que 30 minutos diarios de transporte activo satisfacen hasta el 70% de la actividad física diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (Sallis et al., 2006). Además, llegar al trabajo en bicicleta reduce 11% del riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares (Hamer y Chida, 2007) y de contraer cáncer de mama en mujeres (Luoto et al., 2000).

La oportunidad de mejorar la salud de los mexicanos a través de la bicicleta es evidente. El transportarse en bicicleta resulta en ahorros en salud pública, en un escenario conservador de hasta $25 mil millones de pesos anuales por muertes prematuras relacionadas con la obesidad (Hernández, 2009).

Además de reducir los niveles de contaminación del aire y la exposición individual a contaminantes, la bicicleta es un transporte silencioso, que contribuye a reducir la contaminación por ruido. Asimismo, no depende del petróleo y tiene una eficiencia energética superior a la de los modos de transporte motorizados.

Por todas estas razones es necesario que, como ciudadanos, pero sobre todo las autoridades, tomemos cartas en el asunto para generar condiciones de uso adecuado de este importante medio de transporte.

Terapia física

La atención de la salud se debe priorizar para mejorar las condiciones de salud de las personas a través del cuidado especializado.

Una de las formas de mejorar la salud de las personas es la rehabilitación, la cual ayuda a devolver un estado de salud óptimo y acceso a una vida plena en todos los sentidos.

Es importante mencionar que la tendencia mundial ubica a la rehabilitación como una profesionalización. Es así que, hoy, la profesionalización de la fisioterapia es un hecho, pues académicamente ya existen instituciones que la reconocen como tal.

La Confederación Mundial de Terapia Física define que la fisioterapia es la “profesión cuyo propósito principal es la promoción óptima de la salud y la función, incluyendo la generación y aplicación de principios científicos en el proceso de evaluación, diagnóstico y pronóstico funcional e intervención fisioterapéutica para prevenir o remediar limitaciones funcionales y discapacidades relacionadas al movimiento”.

A nivel nacional, se contabilizan cerca de 20 instituciones de educación de nivel superior que cuentan con el programa de estudios de Licenciatura en Terapia Física. Esto quiere decir que, en el campo de las profesiones, los egresados ya son reconocidos por las autoridades educativas en el país como profesionistas y no solo como auxiliares técnicos.

En ese sentido y a efecto de armonizar la ley local con la federal, se hace necesario reformar el artículo 72 de la Ley Estatal de Salud para incluir dentro de las actividades profesionales a la terapia física.

Por lo anterior, presento la Iniciativa que reforma el artículo 72 de la Ley Estatal de Salud:

Para el ejercicio de actividades profesionales en el campo de la medicina –odontología, veterinaria, biología, bacteriología, enfermería, terapia física, trabajo social, química, psicología, ingeniería sanitaria, nutrición, dietología, patología, optometría y sus ramas y las demás que establezcan otras disposiciones legales aplicables– se requiere que los títulos profesionales o certificados de especialización o de profesional técnico hayan sido legalmente expedidos y registrados por las autoridades educativas competentes.

Foro regional de deporte

Comisión temática y de dictamen del deporte, ideas y propuestas para la XXII Asamblea nacional.

Al igual que todos los partidos políticos en México, el Partido Revolucionario Institucional se rige por los principios y normas contenidos en su declaración de principios, programa de acción, estatutos, y en las resoluciones de la asamblea nacional y del consejo político nacional.

Los Estatutos del Partido Revolucionario Institucional, determinan que el Consejo Político Nacional como órgano deliberativo de dirección colegiada, de carácter permanente, subordinado a la Asamblea Nacional, debe acercar y vincular a dirigentes, cuadros y militantes, además debe promover la unidad de acción del Partido.

Dentro de las atribuciones del Consejo Político Nacional se encuentra la de integrar, con sus consejeros, los consejos técnicos y las comisiones temáticas y de dictamen. En ese orden de ideas el Reglamento del Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional, instrumento que rige la integración y función del Consejo Político Nacional del Partido, que determina los lineamientos conforme a los cuales funcionarán los consejos políticos estatales, del Distrito Federal y los Municipales, establece que el Consejo Político Nacional, integrará entre otros, el Consejo Técnico de Asuntos Sociales, contiene dentro del mismo a la Comisión Temática y de Dictamen, del deporte.

Por ello, en la Sesión Ordinaria del Consejo Político, celebrada el 21 de febrero de 2017, se crearon 7 Consejos Técnicos, con 34 Comisiones Temáticas y de Dictamen, dentro de la cual encontramos la Comisión temática y de Dictamen, Deporte, la cual presido.

Así los Consejos Técnicos y las Comisiones Temáticas y de Dictamen, deben celebrar sesiones ordinarias trimestrales, extraordinarias y solemnes cuando sean convocados, a iniciativa de sus presidentes o sus secretarios, o de las dos terceras partes de sus integrantes o del presidente del Consejo Político Nacional.

Por ello, los días primero y dos de agosto del año en curso, se llevó a cabo en la Ciudad de Mérida Yucatán, el Foro Regional Sur, para los trabajos de la Comisión Temática y Dictamen de deporte, rumbo a la asamblea nacional ordinaria, cuyo objetivo es la de proporcionar una plataforma regional multi participativa, esto para fomentar un dialogo incluyente, constructivo y propositivo con respecto a temas de deporte y cultura física de nuestro país.

Este evento congregó a representantes regionales y locales, practicantes, profesionales, especialistas e interesados en contribuir a mejorar la impartición y cultura deportiva en México. Con el foro se logró la participación en igualdad de condiciones y el intercambio de ideas, experiencias y modelos exitosos en materia de programas y fomento del deporte, en todos los niveles de la sociedad, conjuntando a todas y todos los actores involucrados con el deporte de la región.

Aunado a lo anterior se identificaron temas prioritarios y prácticas innovadoras que nos permitirán emprender acciones reales a través de la gestión y elaboración de programas, con los cuales se conformará la propuesta de la Mesa Temática y de Dictamen de Deporte del Consejo Político Nacional, que integrará el tema de Deporte del Programa de Acción, de mi Partido en la XXII Asamblea Nacional Ordinaria, lo que, sin duda, repercutirá a favor del deporte.

Comisión del Deporte, acciones del PRI para todos los mexicanos

Toda mi vida he sido un convencido de que ciertas actividades lúdicas en las que la humanidad se ha desarrollado, pueden y deben llegar a ser materia para que los partidos políticos se conviertan en promotores del progreso, del desarrollo y de la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.

Tal es el caso del deporte. Y por ello, con mucho entusiasmo, en días pasados recibí la encomienda de encabezar la Comisión Temática y Dictamen del Deporte perteneciente al Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de cara a la XXII Asamblea Nacional de este instituto político.

Este lunes 8 de mayo quedó instalada la primera sesión ordinaria de dicho órgano en donde participaron medallistas olímpicos y paralímpicos, académicos del deporte, deportistas con discapacidad, expertos, legisladores -tanto senadores y diputados que han legislado a favor del deporte y que además son deportistas- funcionarios del PRI, deportistas profesionales y amateur, jóvenes, mujeres, representantes de los comités directivos estatales, asociaciones civiles, entre otros.

Ahí, en un acto plural en donde se antepuso el interés por México y no las ideologías políticas, coincidimos en que nuestra determinación de estar ahí aportando nuestros conocimientos, ideas y experiencias, solo persigue el propósito de contribuir a formar una mejor sociedad con: salud, esparcimiento, combate a la desigualdad y la pobreza, lucha contra las adicciones y la superación personal y colectiva.

Debo decir que esta Comisión tiene entre sus funciones la de desarrollar ideas, planes y estrategias que sirvan como base para la plataforma política del Partido Revolucionario Institucional de cara a su próxima XXII Asamblea Nacional, pero también, de manera puntual, la de aportar a México un plan y una visión en donde el deporte y la actividad física sirvan para combatir problemas que aquejan a la sociedad de nuestros tiempos.

Específicamente, hemos planteado cinco objetivos que tiene que ver con:

1.- Posicionar, como instituto político, al deporte y la cultura física y la recreación como una política pública transversal. Que implique una auténtica integralidad en los programas, que abarque desde la niñez, la juventud, adultez y adultos mayores, con visión educativa, de equidad de género, de salud y como herramienta de desarrollo y reconstrucción del tejido social.

2. Recoger y abanderar las causas de todos los grupos de la sociedad en materia de deporte.

3. Reivindicar al deporte y la cultura física y recreación como una herramienta para la salud, educación, desarrollo social, seguridad pública y economía. El deporte no solo es benéfico para la salud, educación y herramienta para la seguridad, también contribuye al desarrollo económico.

4. Presentar a la Mesa Nacional de Programa de Acción la relatoría obtenida, a efecto de que ésta pueda presentarla en tiempo y forma ante la Comisión Nacional de Dictamen. Será nuestro compromiso el presentar en tiempo y forma ante nuestro Comité Político Nacional, propuestas solventes, realizables, vanguardistas y congruentes, que enriquezcan nuestra plataforma política y enaltezcan lo que somos como Partido.

5. Elaborar un plan de trabajo basado en estrategias tangibles basadas en acciones tales como una Consulta Pública Nacional en materia de Deporte, Foros Regionales Nacionales, establecer líneas de comunicación que difundan y promuevan la participación e interacción con la población, la consolidación de la Memoria de Trabajo de la Comisión Temática y la integración de la relatoría concluyente y presentación de la propuesta en el tema de Deporte para la Mesa Nacional de Programa de Acción

En próximas entregas haré énfasis en algunas cifras reveladoras en cuanto a la necesidad de insistir en el fomento de la actividad física y deportiva en la sociedad mexicana. Por lo pronto ya estamos trabajando en un problema que revela que en nuestro país más del 60% de los adultos no participan en una cantidad suficiente de actividades físicas y deportivas, lo que nos hace trabajar con mayor intensidad en la elaboración de estrategias inmediatas.