Reductores de velocidad en el Periférico Ecológico

El número de accidentes de tránsito a nivel Mundial, según el informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), arroja que que cada año 1,25 millones de personas mueren en las carreteras del mundo.

En nuestro país según cifras del INEGI, en el 2016 se registraron un total de 673,590 accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas, en los que se vieron involucrados vehículos automotores, de los cuales; 434,419 eran automóviles; 75,216, camioneta de pasajero; 6, 083 microbús; 20, 273 camión urbano de pasajero; 2462 ómnibus; 55 tren eléctrico o trolebús.

Por lo que hace a nuestra entidad federativa conforme a las cifras que reporta el INEGI durante el 2016, se desprende que se registraron un total de 15,549 accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas, en los cuales se vieron involucrados vehículos automotores, de los cuales; 10,839 eran automóviles; 1,544 camioneta de pasajero; 145 microbús; 280 camión urbano de pasajero; y 48 ómnibus.

En razón de las cifras antes vertidas, se considera urgente seguir implementado acciones encaminadas a la prevención de accidentes, ello para garantizar la movilidad urbana; dentro de las acciones que deben realizar los estados, se encuentra la de implementar políticas de movilidad, las cuales, consisten entre otras, en crear planes y programas para la prevención de accidentes y el mejoramiento de la infraestructura vial.

Ahora conforme a la obligación de los gobiernos de generar planes y programas de prevención de accidentes, es importante destacar que el informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda la reducción de la velocidad, pues considera que a medida que aumenta la velocidad media, también aumenta la probabilidad de accidente y la gravedad de sus consecuencias.

No obstante, lo anterior y pese a las medidas que se han implementado con respecto a los límites de velocidad, la verdad de las coas es que los accidentes viales siguen en aumento, pues los conductores siguen manejando a exceso de velocidad.

Según expertos en prevención de accidentes una de las medidas mejor valoradas para evitar accidentes, son los reductores de velocidad vial. Ello porque los reductores de velocidad obligan a los conductores a reducir la velocidad al acercarse a uno, evitando que las zonas más conflictivas o con mayor número de siniestralidad sean peligrosas; estos, suelen colocarse a unos 20 metros de un paso de peatones, de esta manera se reduce al mínimo la probabilidad de sufrir un atropello.

Ahora bien, en nuestra entidad federativa una de las vialidades que más accidentes mortales arroja a causa del exceso de velocidad, es el periférico ecológico, ello a pesar de que en la vialidad se han colocado diversas cámaras de fotomulta para evitar accidentes viales, pues algunos conductores poco les importa ser infraccionados y circulan a alta velocidad. Por poner ejemplos, a la altura de ciudad judicial, en el retorno; y a la altura de la recta para retornar a Cholula.

En razón de lo anterior, presenté en el Congreso del Estado, un exhorto a la Secretaria de Infraestructura, Movilidad y Transportes del Gobierno del Estado, para que realice un diagnóstico que arroje los puntos en los que sea posible instalar reductores de velocidad, esto, sobre el periférico ecológico. Así como también a los Ayuntamientos de Coronango, Cuautlancingo, Amozoc, San Pedro y San Andrés Cholula, para instruyan a sus áreas competentes para que conjuntamente con el Gobierno del Estado, detecten en el tramo que les corresponda del periférico ecológico, los accesos a sus vialidades que representan un peligro y sobre los cuales sea posible se instalen los reductores viales.